Atracciones y Noticias

20. 01. 24
posted by: Administrator
Visto: 233

PANORAMAS Y NOTICIAS EN EL VERANO DE VALDIVIA

 

TREN EL VALDIVIANO

VALDIVIA - ANTILHUE

Traccionado por una locomotora North British de 1913 tipo 57, que recorrió los ramales del sur de Chile con carga y pasajeros hasta mediados de la década de los 80, este servicio recorre la ruta Antilhue-Valdivia desde hace 15 años, con detenciones en Pishuinco, Huellelhue y Antilhue, donde los 400 pasajeros pueden degustar de la gastronomía típica de la zona como las tortillas de rescoldo, pan amasado y empanadas de pino, beneficiando a los habitantes del sector. En los últimos años, el servicio se ha extendido a través de chárter a otras comunas de la región de Los Ríos como La Unión o Lanco y este verano por primera vez, se realizaron servicios comerciales hasta la comuna de Los Lagos.

Este tren está compuesto por cuatro coches de primera clase Linke Hofmann de origen Alemán, construidos en 1923, 1930 y 1955 en la actual Polonia y un coche comedor. Su viaje es de alrededor de cinco horas y se trata de uno de los principales atractivos turísticos de la Región de los Ríos. A bordo del tren se puede revivir la mejor época de ferrocarriles, complementado con el imponente paisaje del río Calle Calle.

El valor de los pasajes va desde los $8.000.

Los pasajes pueden ser adquiridos mediante reserva en la página web www.ferrocarrilesdelsur.cl o en las oficinas de SERNATUR Valdivia en costanera y las dudas pueden ser resueltas en el teléfono 9-42160002.

Para Reservas online click Aqui

Tren El Valdiviano
 
 
PARQUE ONCOL EN VALDIVIA
 

El Parque Oncol es una reserva natural privada que busca proteger la selva valdiviana para el disfrute de la comunidad. Estas tierras pertenecen a la empresa Arauco, que se encarga al negocio de la celulosa. Más allá de ser un paisaje hermoso, estos bosques son un tesoro de la naturaleza con gran biodiversidad y es reconocido como uno de los nuevos destinos de turismo sustentable. La reserva fue creada en 1989.

Valores
– Entrada general: $3.000
– Niños, estudiantes y adultos mayores: $1.000
– Niños y adultos en bicicleta: $1.000

– Canopy: $15.000

 

EL JARDÍN BOTÁNICO DE LA UNIVERSIDAD AUSTRAL DE CHILE

El Jardín Botánico de la UACh fue creado en 1955 por el primer Rector y uno de los fundadores de la Universidad Austral de Chile, Don Eduardo Morales Miranda, con el objetivo de transformarlo en el referente de la flora endémica del País y un muestrario de la flora del mundo. Con más de 950 especies, posee varias secciones: Jardín de Mirtáceas, de Proteáceas, comunidades de Chile Central, Bosque Magallánico, plantas medicinales, Coníferas chilenas y el Bosque Valdiviano. Sus colecciones de plantas vivas están ordenadas con criterios científicos, bajo sistemas adecuados de cultivo e individualmente registradas y clasificadas. En la actualidad hemos puesto en marcha una estrategia de desarrollo que transformará al Jardín Botánico UACh en un centro de investigación, educación y cultura; facilitando la transferencia del conocimiento a los distintos actores sociales; y posicionando a la Universidad Austral de Chile como pionera en el desarrollo de un Jardín Botánico complejo en el país.

 

 

FUERTE NIEBLA

Ubicación

El Museo se encuentra ubicado en la localidad de Niebla, a 18 kilómetros de la ciudad de Valdivia
Dirección postal: Casilla 1403, Valdivia.

Cómo llegar

Transporte público en Valdivia: recorridos de microbuses por la calle Carampangue y colectivos al costado derecho del Mercado Municipal.

Ruta T-350 Valdivia-Niebla

Ruta T-340 hacia Curiñanco y empalme con T-352 hacia el Sur por la costa

Horarios

Horario invierno
01 de abril al 31 de octubre, martes a domingo, 10:00-17:30 hrs.

Horario verano
01 de noviembre al 31 de marzo, martes a domingo, 10:00-19:00 hrs.

Cerrado todos los días lunes, por mantención.

Valores 

  • Entrada gratuita
  • Folletería y publicaciones gratuitas descargables desde página web
  • Guías externos a propina voluntaria
  • Baños y servicios para personas con movilidad reducida
  • Estacionamiento gratuito administrado por la Delegación Municipal de Niebla, sin guardias
  • Wi-fi gratuito conectándose a Biblioredes
  • Audioguías para leer o escuchar, ver imágenes y obtener una revista digital, descargando e instalando gratis la aplicación PlayOnTag en el market de Androi / iPhone y escaneando los códigos QR con el ícono de la cámara de la app móvil.
  • Biblioteca Histórico-Antropológica para investigadores y visitantes, consulta en sala de libros, revistas y mapas locales, de martes a viernes.
  • Servicio de guiados educativos gratuito a delegaciones, previa agenda.

​El Museo cuenta con:

  • Silla de ruedas para personas con movilidad reducida
  • Paneles interpretativos bilingües

Museo cerrado los siguientes días festivos (2019)

1 de enero, año nuevo

1 de mayo, día del trabajador

18 y 19 de septiembre, fiestas patrias

25 de diciembre, navidad

Monumento Nacional protegido por Ley 17.288 y 20.021

Prohibido estrictamente rayar, subirse a los muros y restos arqueológicos o ingresar a las zonas restringidas

 

FUERTE ISLA DE MANCERA

La Isla de Mancera, llamada también Guiguacabín por los indígenas, o Imperial y Constantino por los primeros colonizadores, se ubica en la comuna de Corral, provincia de Valdivia, XIV Región de Los Ríos. Se encuentra en la costa oriental de la bahía de Corral, en la desembocadura del río Valdivia, frente a la localidad de Niebla. Aúna una intensa belleza natural y un valor patrimonial debido a que se ubican en ella una serie de construcciones realizadas en piedra y diseñadas por el ingeniero mayor de la Armada, don Constantino Vasconcelos.

La Isla Mancera alberga El Castillo San Pedro de Alcántara. Su construcción data de 1645, fue ordenada por el Virrey del Perú y respondió a la necesidad de enfrentar la amenaza que implicaban para la seguridad del Imperio Español las incursiones de piratas y corsarios, y las expediciones de las potencias rivales, especialmente Inglaterra, Holanda y Francia. Contaba con un foso y dos torres. Además albergaba una iglesia y dos conventos: uno franciscano y otro agustino. Todos estos recintos fueron construidos principalmente en piedra y madera, bajo el estilo utilitario y sobrio de la infraestructura defensiva.

En 1635 se comenzó la ejecución del ambicioso proyecto de fortificación, que comenzó por el levantamiento cartográfico del área. Una década más tarde el Virrey del Perú envió un contingente de 900 hombres y gran cantidad de materiales de construcción con dos misiones: refundar la ciudad de Valdivia, desolada tras el levantamiento indígena de 1598, y erigir fortificaciones en el lugar.

Durante el siglo XVIII la Corona decidió reforzar este conjunto de fortalezas, en particular el Fuerte de la Isla de Mancera. El Castillo llegó a contar con veinte cañones y un gran número de otras piezas de artillería. Además albergó unas ocho construcciones de piedra y trece de madera, incluyendo un hospital y un almacén de pólvora, un aserradero, una fundición, una herrería y una maestranza donde se construían embarcaciones y carretones, permitiendo con ello la autonomía estratégica en caso de ataques y asedios.

Por su valor histórico y arquitectónico este conjunto de fortificaciones fue declarado Zona Típica en 1950.

Este Monumento Nacional está a cargo de la Dirección Museológica de la Universidad Austral de Chile. Actualmente, se encuentra en deficiente estado de conservación.

 

FUERTE CORRAL

 

Corral era un fuerte inexpugnable, era el más importante en ese sector y residencia del gobernador de la plaza y su Estado Mayor. Beauchef fue informado que esa fortificación poseía tres puertas y ordenó efectuar los ataques por esos tres lados y por un forado que se había originado al desplomarse una muralla.

Luego de una lucha rápida y violenta los chilenos se adueñaron del fuerte y tomaron numerosos prisioneros, incluido el Gobernador coronel Fausto del Hoyo, quien con una botella de ron esperó la llegada de lo que creyó era un ejército numeroso. Cuando fue informado que sólo 310 hombres habían participado en esta batalla, no podía creer que tan pocos hombres habían logrado vencer las temibles e inexpugnables fortificaciones de las que tanto se enorgullecía el imperio español.

Pero todavía quedaba por tomar las fortificaciones del lado norte del río la isla Mancera y el pueblo de Valdivia, lo que se logró con un mínimo esfuerzo de los soldados de la Escuadra, ya que la desordenada acción de los soldados que huían impidió a los españoles planificar una defensa oportuna.

En un primer instante Cochrane había pensado destruir las fortificaciones, ya que no podía dejar soldados en el lugar en caso que los españoles decidieran recobrarlos. Sin embargo desechó la idea, al considerar que jamás se podría reconstruir un baluarte semejante.

Gracias a esta decisión de Cochrane hoy en día podemos ver algunas de estas fortificaciones como lucían en todo su esplendor,  como son Niebla y Corral.